Primero Huawei y el 5G, ahora TikTok: por qué se acusa a los chinos de espiar celulares y qué pasa en Argentina

jueves, 6 de agosto de 2020 07:15
jueves, 6 de agosto de 2020 07:15

Después de que Donald Trump anunciara que podría prohibir Tik Tok tras enfatizar "tengo esa autoridad, puedo hacerlo con una simple orden ejecutiva", la compañía tecnológica china ByteDance, que está detrás de la aplicación, ofreció renunciar a su participación en la empresa para lograr un acuerdo con Estados Unidos.

La organización tiene una oficina en Los Ángeles y otra en Nueva York, cuenta con 1.500 trabajadores y planea crear 10.000 puestos en los próximos tres años. Las sospechas en torno a la red social (furor entre los adolescentes y con 40 millones de usuarios activos en EE.UU.) venía siendo un tema adicional en el conflicto entre la Casa Blanca y Beijing.

Junto con la declaración de Trump se confirmó que la app es objeto de una investigación por parte del Comité de Inversión Extranjera (CFIUS, por sus siglas en inglés), encargado de revisar si las  inversiones foráneas en el país revisten algún riesgo para la seguridad nacional. 

Como si esto fuese poco, los senadores Richard Blumenthal (demócrata) y Josh Hawley (republicano) exigieron que sea investigada por el Departamento de Justicia (DOJ), junto con la plataforma de videollamadas Zoom.

"Creemos que es imperativo que el DOJ investigue y determine si las relaciones comerciales, las prácticas de manejo de datos y las conexiones operativas con China de Zoom y TikTok representan un riesgo para los estadounidenses", solicitaron.

Microsoft ya confirmó su interés en comprar ByteDance y planea cerrar la transacción en septiembre a más tardar. A través de un comunicado, informó que notificarán a la CFIUS su intención de explorar una propuesta preliminar que implicaría la adquisición del servicio de TikTok en los Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda".

Ademaś, la firma creada por Bill Gates se comprometió a transferir a los EE.UU. los datos privados de todos los usuarios de esa nación y eliminarlos de los servidores que están fuera del país. También prometió incorporar mayores protecciones de seguridad y privacidad.

Pero claro, Beijing no se quedó de brazos cruzados: advirtió que no permitirá la operación, a la que calificó como un "robo a mano armada".

 

No es la única acusación que pesa sobre el régimen chino: el despliegue del 5G por parte de Huawei también es resistido por Estados Unidos que alienta a varios países -especialmente, Brasil, Argentina y otros países latinoamericanos- a vetarlo como proveedor.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias