Empleados de comercio: La crisis se profundiza en el sector y amenaza la prestación del servicio de salud

El secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Río Grande alertó por FM La Isla sobre una crisis que se profundiza y podría afectar la prestación del servicio de salud de la obra social, por la caída en la recaudación del gremio, ante un promedio de despidos que ya supera un trabajador diario.

 

Este mes hubo otro cimbronazo en el rubro mercantil por la merma de circulante por los contratos que se cayeron en septiembre en la industria. “Nosotros estamos recibiendo compañeros despedidos en forma diaria, seguimos firmando convenios de suspensión y de achique en el sector industrial con la parte de limpieza. El promedio es de más de una persona por día y seguimos haciendo el relevamiento, aunque muchas veces se nos pasan muchos casos que no vienen al gremio. A veces no son comercios, sino estudios jurídicos, contables, porque en el caso de los contadores, cada vez tienen menos clientes, y es complejo para todos”, dijo, atribuyendo este impacto transversal a todas las actividades de la economía de la zona norte, a la situación de la industria.

 

“Tenemos que tratar de ver cómo salvamos la industria, porque el declive en que está Río Grande en particular obedece a la falta de actividad industrial”, marcó como prioridad. “Si pierde el metalúrgico, perdemos todos nosotros, pierde el de seguridad, el gastronómico, el gremio, y ya somos cuatro que no vamos a gastar al supermercado o el almacén de la esquina”, sostuvo.

 

Rivarola se adelantó a otras complicaciones colaterales a la recesión: “En cualquier momento yo tengo que empezar a discutir la crisis importante en el sistema de atención médica, porque esto también repercute. No tengo recaudación y hay que pagar a los médicos, que también quieren aumento y suben la consulta sin ningún tipo de pregunta. Tenemos que salir a recaudar para tratar de pagar esa consulta y que nuestro afiliado tenga la salud. Si no la tienen, empieza el conflicto, y tampoco hay un sistema de salud provincial que pueda contener la demanda, por la situación que tiene el hospital”, subrayó.

 

La advertencia a la vez permite avizorar un aumento de la demanda de atención en el sector público de salud, por los trabajadores despedidos que ya no pueden costear un servicio privado.

 

“Es un todo, no es solamente el costo de los alimentos, las tarifas o las ventas”, expresó, y el horizonte amenaza con ser peor, dado que todavía resta conocer el impacto del aumento de la tarifa de gas, y considera inminente un aumento de la tarifa de luz, por la situación de la Cooperativa Eléctrica. “Estamos preocupados y vemos que no se está atacando el tema de fondo. Necesitamos que se reactive la industria en Río Grande. Si no, vamos a terminar en una población mínima para atender a los pocos que queden con empleo. Hay que ver cómo analiza esto el sector de la industria, porque son los grandes consumidores, y va a ser un nuevo problema para la reactivación. Sabemos que el aumento de la tarifa de luz va a venir, y cuando se actualice la tarifa, esto va a ser un desastre”, dijo.

 

Con vecinos que ya no pueden pagar la tarifa actual, habrá más costos fijos para el comercio y la industria, si bien de parte de la Cooperativa reconoció que “la tarifa actual ya no se puede sostener y llega un momento en que van a plantear que, o paran las turbinas, o se paga una tarifa acorde al costo del gas de red. Sabemos que ya hay casas con cortes de luz, que tienen problemas con la tarifa actual, otra gente subsidiada desde la Municipalidad, algunos desde el gobierno. Río Grande está en una situación muy compleja y, con tarifas más altas, no puedo precisar lo que va a pasar de acá a fin de año”.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
75%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios