Llegan los RCS, la alternativa segura a WhatsApp

  Los Rich Communications Services (servicios de comunicaciones enriquecidas o RCS, por sus siglas en inglés) prometen ser una alternativa segura a WhatsApp, el sistema de mensajería instantánea más popular.   A diferencia de WhatsApp, los RCS no son una aplicación de mensajería, sino una evolución muy mejorada de los SMS, que llegan integrados en el terminal, de fábrica y en el menú del móvil.   Sus funciones van desde los tradicionales mensajes, con indicadores de escritura y confirmaciones de lectura, hasta mantener conversaciones -individuales o en grupo-, compartir archivos de texto, fotos y videos en alta resolución o mantener una videoconferencia.   De hecho, todas estas funciones están integradas en el menú de llamadas, así que no hay necesidad de ir cambiando de aplicación en aplicación.   Además, los RCS están pensados a prueba de cortes, al contrario de lo que suele pasar con la aplicación propiedad de Facebook, que sufre caídas de servicio, algunas de ellas mundiales como la que tuvo lugar este fin de año.   Los RCS son fruto de un acuerdo entre operadores de telecomunicaciones (Telefónica, Vodafone, Orange, América Móvil, Sprint y otros muchos los integrados en la asociación mundial GSMA), fabricantes de smartphones (Samsung, Huawei, Sony, LG, entre otros) y Google, que lo ha integrado en su sistema operativo Android.   Te puede interesarTu nuevo "smartphone" será mucho más inteligente gracias a este "súper chip" Al haber sido desarrollado por las compañías y Google, los RCS cuentan con los protocolos de seguridad y fiabilidad de los SMS, fundamental para los servicios empresariales. El RCS permite una comunicación segura como los SMS, pero con muchas más posibilidades, incluyendo la geolocalización.     Por ejemplo, una aerolínea podrá suministrar una experiencia de facturación completa en línea, desde las tarjetas de embarque hasta el mapa de la terminal del aeropuerto con los mostradores de facturación o la puerta de embarque.   Las compañías también podrán usarlos para sus promociones comerciales exprés cuando sus abonados estén en un centro comercial. Y los hoteles podrán utilizarlos para gestionar las reservas y el check in/out.   Para competir con WhatsApp, RCS necesita ser interoperable, independientemente del terminal que tenga el usuario y la compañía a la que pertenezca, como sucede con el servicio de mensajería de Facebook. Y, sobre todo, necesita que la gente los use.   Los operadores ya intentaron plantar cara a las aplicaciones de mensajería instantánea en 2012 con el servicio Joyn, que apenas duró un año y, lo que es más importante, nadie llegó a usar.   La GSMA estima que el negocio actual de las empresas por los SMS es de u$s60.000 millones, y que se puede incrementar un 10% anual con los RCS, que será usado por 220 millones de usuarios ya en 2018, gracias a su implementación en 50 redes. Los RCS se convertirán en una de las estrellas del próximo Mobile World Congress que se celebrará en Barcelona en febrero.

Comentarios