El rompehielos Irízar colaborará en el rescate de cinco científicos estadounidenses que están varados en la Antártida

  La Cancillería argentina informó que el barco rompehielos Almirante Irízar colaborará en el rescate de cinco científicos estadounidenses que se encuentran varados en la Antártida. Los especialistas están en una isla de hielo de las Islas Shetland del Sur, y el rompehielos norteamericano que los traslada quedó varado en el hielo.   Según informó el Palacio San Martín, "en el marco de la tradicional cooperación que caracteriza a las labores de distintos países en la Antártida, el Programa Antártico Argentino recibió ayer una solicitud de apoyo de la titular del Programa Antártico estadounidense".   El pedido del gobierno norteamericano es para que el Irízar participe de "un operativo de repliegue de un contingente de cinco científicos que desarrollan tareas al norte de la Península Antártica".   En la misma misiva, la Cancillería confirmó que, tras el pedido de ayuda, "el Rompehielos argentino Almirante Irízar se dirige a la zona y se encuentra en comunicación con el buque oceanográfico estadounidense Laurence Gould para coordinar la asistencia del caso".   Por su parte, la Fundación de Ciencia de los Estados Unidos, un organismo oficial que depende del Congreso norteamericano, detalló que "los programas de la Antártida Argentina y de los EEUU están cooperando para recuperar de manera segura a un grupo de cinco integrantes, compuesto por investigadores y personal de apoyo de los EEUU de una isla de hielo en las Shetland del Sur".   "El barco de investigación del Programa Antártico de Estados Unidos, Laurence M. Gould, no puede ayudar a los científicos. El barco argentino Almirante Irízar se encuentra en las proximidades de la isla y se está preparando para prestar asistencia", se explicó de forma oficial.   En esa línea, la misiva de la NSF (por sus siglas en inglés), "un grupo de cuatro científicos estadounidenses, liderados por Alexander R. Simms, de la Universidad de California en Santa Bárbara, y un empleado de la NSF se encuentran en Joinville Island realizando investigaciones sobre el clima. Estaba programado que el grupo fuera recogidos y regresaran a los Estados Unidos a bordo del Gould. Pero las condiciones del hielo marino impiden que la nave se acerque a la isla".   "El equipo no corre peligro inmediato, ya que cuenta con más de una semana de suministros, un campamento seguro y comunicaciones con el mundo exterior", se detalló, y la NSF agregó que "el Gould está esperando vientos favorables que rompan el hielo y le permitan llegar a la isla de Joinville".   "Como ejemplo del espíritu de cooperación entre las naciones del Tratado Antártico, los funcionarios del Programa Antártico Argentino acordaron una solicitud del programa de los EEUU para que el Almirante Irízar colabore en la operación. El Almirante Irízar está equipado con helicópteros que podrían llegar al campamento independientemente de las condiciones del hielo. Los buques están en comunicación entre ellos, y se está desarrollando un plan para recuperar a la parte científica. El Programa Antártico de los Estados Unidos expresa su gratitud a sus colegas argentinos por su disposición a ayudar", finalizó el comunicado.

Comentarios

Otras Noticias