Reclamo de comerciante contra representante de Coca Cola en Río Grande

  Nuevamente un comerciante, propietario del multirubro Alianza, recurrió a los medios de comunicación para denunciar los perjuicios que sufre, producto del trato discriminatorio que asegura tiene para con él “y con otros comerciantes de la ciudad”, Javier Valerga, Supervisor de Ventas y encargado de la planta de Coca Cola en Río Grande. Según el propietario del multirubro, quien realizó una denuncia similar en noviembre del año pasado, Valerga “no nos envía los pedidos de manera reiterada, a pesar de las compras importantes que hacemos, dejándonos sin productos permanentemente y sin justificación alguna”. Dice que el representante de la reconocida firma “nunca vino a ver que sucedía, aunque hicimos público nuestro problema el año pasado y llamamos en innumerables ocasiones al número de servicios al cliente. De todas formas en ese 0810 nos dicen que es él quien nos tiene que dar una solución, posibilidad que a esta altura descartamos completamente porque este hombre o no está capacitado para estar en el cargo que ocupa o tiene algún tipo de interés, que lo hace privilegiar a unos comercios sobre otros El dueño de “Alianza” exhibe una gran cantidad de reclamos numerados, realizados en distintas fechas, que según dice nunca fueron resueltos. “No nos respeta las promociones que se hacen por la compra de dos productos combinados, muchas veces teníamos que tener descuentos de hasta un 15 por ciento que nunca realizó. Para nosotros, por el volumen de compras que hacemos, eso significa una pérdida importante de dinero”. El comerciante señala que “todos esos descuentos, si pudiéramos tenerlos, se los devolvemos a los clientes con mejores precios. Esa posibilidad hizo que nuestro comercio creciera desde que estamos al frente, pero este señor parece empecinado en complicarnos en nuestro objetivo de tener buenas ofertas”, señaló. Además, relató que “desde hace cuatro años, cuando nos hicimos cargo del negocio, estamos pidiendo que nos cambien las viejas heladeras que tenemos de Coca Cola. Pudimos renovar las de otras marcas, pero él siempre hizo oídos sordos a nuestra solicitud en todo este tiempo”, aseveró. “Él tendría que darme respuesta por la mercadería que no envían, pero no lo hace. Él tendría que resolver lo de las promociones que nos aplican y tampoco lo hace. Él nos tendría que cambiar las heladeras y jamás respondió al pedido. Cuando llamamos al Centro de Atención, en Córdoba, nos remiten al mismo Javier Valerga. La verdad es que estamos padeciendo y parece que nos castigan por haber crecido y por tratar de dar una buena atención a nuestros clientes, como no lo hace Coca Cola, al menos en lo que depende de su representante en Río Grande”, concluyó el comerciante.

Comentarios