Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Interes General

Eliana Villaroel, la última mujer que trabajó en la Estafeta Postal

Eliana estuvo presente en la reinauguración de la Estafeta Postal en la Margen Sur, fue la última mujer que trabajó en la Tarjeta Postal, en el año 1979. Ella comentó cómo fue su experiencia en el lugar, así como también cómo era la época en ese entonces.

En ese maco, Minuto Fueguino entrevisto a Eliana Villaroel la última estafetera que se desempeñó durante más de cuatro décadas en el antiguo correo.

“En diciembre de 1968, a la edad de 19 años comencé a trabajar como estafetera. Mi labor era recibir cartas y telegramas para el personal del frigorífico. De diciembre a mayo era el tiempo de mayor movimiento por la faena, en principio venia mucha gente de Chile, sumándose el personal jerárquico y algunos especialistas como médicos veterinarios que venían de Buenos Aires, todos ellos tenían a la familia lejos”, y recordó: “mi trabajo comenzaba a partir de las cinco y media de la tarde cuando la gente salía de trabajar, por ahí cuando estaba por abrir ya estaban afuera esperando para consultar si había algo para ellos”, indicó.

Sobre su incorporación a este servicio esencial de comunicación, explicó que comenzó en remplazo de la entonces trabajadora Ema Gallardo de Legunda, esposa de quién era enfermero del hospital del CAP y poco tiempo después fueron trasladados al hospital regional en la ciudad. “Me ofreció en el correo y me tomaron enseguida, fue un placer para mí. Era un trabajo muy agradable, si tendría que hacerlo de nuevo, elegiría trabajar otra vez en la estafeta”, manifestó

Este sector y la ciudad lentamente comenzaba a poblarse con viviendas y pocos habitantes, quienes hicieron posible el asentamiento de nuestra actual Río Grande. “Era una vida muy familiar porque teníamos todo, hasta el hospital que era de primer nivel. Cuando nací mis padres ya vivían en el CAP, lugar donde también estudié”.

Entre las anécdotas que marcaron su vida mencionó la fiesta del 25 de mayo, “realizaban actos muy lindos, todos nos conocíamos como si fuera una gran familia. Veníamos al pueblo cruzando en bote por eso cuando se pedía algo era en cantidad porque solían venir una vez al mes. Salir era todo un tema, en mi juventud si quería salir a bailar tenía que venir con un matrimonio amigo que después comenzaron a tener autos, pero sola nunca”.

“La primera vez que vine a bailar fue en la confitería Libertad, estaba también el O'higgins pero era de poco salir porque no me daban permiso”, recordó entre risas.

Sobre su mirada actual del estado en que se encuentra el sector donde creció, Eliana Villarroel se expresó, “me da mucha tristeza verlo, el deterioro que hay es muy lamentable. Creo que no se ha cuidado como se debería, era muy lindo lo que había. Había una casa de empleados que se quemó, era como un hotel tres estrellas, tenía cocina, habitaciones, una sala de juegos, pero todo eso se perdió. Era un lugar que se tendría que haber conservado”.

“A la estafeta la han refaccionado muy bien, es un recuerdo en donde voy a estar presente para revivir todos esos momentos”, dijo finalmente la última estafetera.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

DJI_0443.JPG

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso