Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Interes General

Julián Baeza “Río Grande es una tierra santa”

En el marco del inicio del año del Centenario de esta ciudad, el concejal (MC) y antiguo poblador Julián Baeza, dialogó con Radio Universidad 93.5 donde memoró historias y brindó su visión sobre el futuro de la ciudad.

“Primero quiero expresar mi agradecimiento con el pueblo de Río Grande que me eligió concejal y humildemente creo haber cumplido la misión que me encomendó el pueblo a través de su voto”, introdujo Baeza.

Julián Baeza vino a los cinco años de edad a Tierra del Fuego, en 1936. “Estamos trabajando para los cien años de Río Grande, junto a ‘Chiquito’ (Esteban Martínez ex intendente de Río Grande) y muchas otras personas más; vamos a cooperar para hacer publicaciones, primero se trata de un libro pero avanzaremos con lo que salga para este centenario”.

“Cuando vine a esta ciudad, aún tan pequeño como de cinco años, uno recuerda muchas cosas, el frigorífico CAP era más grande que la ciudad. En ese tiempo en Río Grande solo había unas veinte casitas al lado de la Prefectura Naval, no había más. Todavía hay gente de esa época que está viva, las hermanas Cárdenas, por ejemplo”.
Recordó que “nuestra juventud ha sido alegre, hacíamos travesuras como todos los chicos y jóvenes. Imagínense, en las décadas del ’50 y ’60 nosotros no teníamos radio, no teníamos televisión, no teníamos nada. La primera radio que empezó a funcionar fue la de La Misión Salesiana”.

Coincidió con ‘Kiko’ Kovacic y Vukasovic en que había una canchita frente al Club San Martín donde jugaban a la pelota, una pelota hecha con vejiga de vaca y/o medias de lana y cada dos por tres se iba la pelota hacia el mar y mandaban a uno de los jugadores a buscarla y volvía todo embarrado. “Antiguamente se jugaba los sábados la segunda categoría y los domingos la primera y todo el pueblo bajaba a ver los partidos porque no había otro entretenimiento acá. Nosotros teníamos un equipo con el que íbamos a jugar a La Misión en una laguna que se escarchaba y la gente que tenía vehículos iba a vernos jugar. En ese tiempo yo tenía un coche especial, era una moto con tres ruedas, le hice una caseta atrás, como un furgón, y llevaba a mi familia; era una Siambretta como esas que reparten gas en Buenos Aires”, recordó.
Comentó que “en ese furgón viajaron varias personalidades, uno de ellos fue el Jefe de Vialidad Nacional y unos cuantos amigos más de los que no quiero nombrar. A veces nos íbamos a un bar a tomar algunas copas y yo le decía no, vos estás pasadito de rosca, vos te venís conmigo. Lo llevaba a su casa, le entregaba la llave a su señora y listo”.

Agregó que “en invierno, el principal entretenimiento eran los patines y trineos”.
En los años ’50, Don Julián Baeza era cobrador de luz para la usina de la Cooperativa Eléctrica, “con doña Coca Bilbao también tengo muchas anécdotas, yo iba a cobrarle a última hora para si charlar con don (Francisco) Bilbao con quien me tomaba unos cuatro o cinco cafés y charlábamos y doña Coca era quien nos traía las tazas de café. Con don Bilbao charlábamos horas y horas, a él le gustaba mucho charlar conmigo”, recordó.
“Prácticamente nací en Río Grande, tengo muchísimas anécdotas e hice muchísimas cosas en la ciudad, especialmente en el deporte y a don Bilbao le gustaba mucho hablar de eso; fui campeón de boxeo, también fui ciclista, organizaba y participaba de las competencias”, memoró.
Recordó además que “Francisco era Comisionado Municipal de Río Grande (Intendente) y su hijo Ruperto (*) llegó a ser Gobernador del territorio fueguino. Cuando falleció, nosotros, como Brigada de Scouts, le dimos la despedida”.

También Baeza formó un grupo de Scouts en la parroquia “y hoy todos esos chicos son abuelos, los llevaba a las 5 de la mañana al campo y me los traía a las 6 ó 7 de la tarde”, recordó.

Ya más acá en el tiempo, en la época de la intendencia de Esteban ‘Chiquito’ Martínez, “Mario Ferreyra era Secretario de Obras Públicas, vinieron muchas personas que eran boxeadores y le pidieron una mano a Ferreyra para poder entrenar y a parte de eso, él le dio trabajo y por ese motivo, cuando tenemos ocasión de reunirnos todos los ex boxeadores, lo convocamos en agradecimiento porque hay muchos boxeadores que se han jubilado en la Municipalidad y hay mucha gente agradecida por ese gesto”, contó Baeza.

Asimismo, Baeza dijo que “hay que agradecerle mucho a ‘Chiquito’ Martínez porque cuando fue Intendente formó la Banda de Música del municipio y hubo un tiempo que cierto intendente la quiso hacer desaparecer”.

Memoró también que “la Banda, en los primeros años, no eran más que cuatro personas y después venían desde afuera a tocar, como la chica que está de Directora, que venían con sus propios instrumentos musicales. Después, gracias a una ordenanza que pude impulsar con el acompañamiento del resto de los concejales, para que esos músicos que venían desde fuera, pasaran a ser de planta permanente; que tengan un lugar para ensayar, guardar su ropa, sus instrumentos y que estén bien. Muchos ya se han jubilado y cada vez que me ven, me abrazan y me agradecen y para mi es una gran alegría haber cooperado con eso”, confió emocionado.

Además de los mencionados, Baeza destacó el trabajo de Oscar ‘Mingo’ Martínez, “que es un enorme historiador”; Miguel Vázquez, “que publicó en el 2006 el libro titulado ‘Río Grande y su gente’, también previamente hubo otra importante publicación ‘A hacha, cuña y golpe: recuerdos de pobladores, Río Grande, Tierra del Fuego’ que tuvo varios colaboradores como María Luisa Bou, Élida Repetto, Emilia S. de Bonifetti, Sarita Sutherland, Aníbal Allen y Dominga Stanic”.
Agregó que “desde que comenzó a escribirse este libro hasta que se publicó, como 30 antiguos pobladores habían partido de esta tierra”.
“Nuestro intendente Martín Pérez, quiere hacer un libro que testimonie la historia contada por los antiguos pobladores y que quede ya para la eternidad; no se si será un solo libro o dos; lo importante es que hay equipos trabajando en este proyecto”, finalizó diciendo,

(*) Ruperto Bilbao nació en Río Grande en 1908, siendo uno de los primeros nacimientos registrados en nuestra ciudad. Sus padres eran inmigrantes españoles.
Fue miembro de la Unión Cívica Radical. Integró la Comisión de Fomento y en 1963 fue elegido concejal en las primeras elecciones municipales del Territorio.
En noviembre de 1963, fue designado gobernador del Territorio Nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur por el presidente Arturo Umberto Illia. Ocupó el cargo hasta el golpe de Estado de junio de 1966, siendo reemplazado por el capitán de navío Tirso Ranulfo Brizuela como gobernador de facto.
Durante su gestión, recibió del Gobierno nacional una asignación de impuestos nacionales, se firmó un convenio con la Armada Argentina para la construcción del aeropuerto de Río Grande, y comenzó la construcción de los canales de televisión 11 de Ushuaia y 13 de Río Grande, inaugurados en 1967.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

Chacra II

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso