Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Judiciales

Cuatro imputados por explotación de mujeres con fines de trasporte de drogas

Nueve y doce años de prisión son los que pidieron desde Capital Federal a tres hombres que captaban y explotaban a mujeres para transportar estupefacientes a Ushuaia, estas eran reclutadas por la hermana de Espinoza Linares en prostíbulos de Río Grande. A su vez se solicitó que un cuarto hombre sea condenado a cuatro años de prisión, y la absolución para una mujer, por considerar que fue víctima de esta organización.

Desde Capital Federal, el titular de la Fiscalía General N°1 ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal Diego Luciani, y el fiscal coadyuvante José Ipohorski Lenkiewicz solicitaron que se condene a Eder Joao Espinoza Linares, Nathaniel Junior “Chumbale” Pérez Almontes y Francisco Manuel “Fran” Martínez de Lance a penas de entre nueve y doce años de prisión, multas, accesorias legales y costas, siendo coautores de los delitos de transporte de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas y por trata de personas agravada por el abuso de la situación de vulnerabilidad de las víctimas, la cantidad de ellas de tres o más personas organizadas para su comisión y por haberse consumado la explotación de las mujeres.

A su vez, los representantes del Ministerio Público Fiscal solicitaron que se le imponga a Francisco Ramos Minaya una condena de cuatro años y seis meses de prisión como partícipe secundario del delito de comercialización de estupefacientes agravada por la intervención de tres o más personas; y la absolución de Tamara Dalila Salguero Mujica imputada por transporte de estupefacientes con fines de comercialización, considerando que esta última fue víctima de trata por parte es esta organización, al igual que otras mujeres.

El juez Rodrigo Giménez Uriburu dispuso un cuarto intermedio, donde el debate continuará con los alegatos de las defensas de los cuatro hombres acusados.

El caso

La primera investigación hecha por el fiscal Stornelli se inició en septiembre del año 2018, cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria detuvo en el Aeroparque Internacional Jorge Newbery a una mujer que intentaba abordar un vuelo destino a Ushuaia con una cantidad de 850gr de cocaína. Debido a la detención de esta mujer se develo la existencia de una organización que se dedicaba al tráfico de estupefacientes, donde explotaba a mujeres en situación de vulnerabilidad para que realicen este transporte de droga.

Se pudo comprobar que una mujer era la que captaba a estas mujeres víctimas y las citaba en un domicilio en el barrio porteño de Villa Crespo, esta mujer hoy se encuentra prófuga de la justicia. En este domicilio Espinosa Linares les ofrecía dinero a cambio de trasladar drogas a distintas provincias y ciudades del sur del país. Este hombre era el que se encargaba de proveer, acondicionar y enviar la droga con sus víctimas a los distintos destinos. Al llegar a su destino, estas mujeres se contactaban con una persona para realizar el intercambio de drogas por el dinero prometido.

Pérez Almontes, Martínez de Lance y Ramos Minaya eran los encargados de comercializar la droga que enviaba Espinoza Linares desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quedando imputados de formar parte de esta organización dedicada al transporte de estupefacientes, desde septiembre de 2018 hasta el 26 de enero de 2019.

Fueron capturadas y trasladadas cuatro mujeres, las cuales eran expuestas a variadas situaciones de vulnerabilidad familiar y económicas, todas ellas fueron sobreseídas al considerarse que habían sido víctimas de trata de personas por parte de la organización narco criminal.

Un segundo caso analizado en el debate, el cual fue investigado por el fiscal federal Federico Delgado, dando inicio el 26 de enero de 2019 con la detención de Tamara Dalila Salguero Mujica en el Aeroparque Jorge Newbery, quien intentaba trasladar a la ciudad de Ushuaia de cocaína oculta en su ropa interior y partes íntimas, junto a su hijo menor de edad. Por esto, la fiscalía requirió que fuera a juicio como autora del delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización. La fiscalía solicitó el decomiso los vehículos, dinero y demás bienes secuestrados a los imputados y la destrucción de la droga incautada en los distintos procedimientos.

En este debate oral que se lleva adelante en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº2 se analizan los hechos investigados por las Fiscalías en lo criminal y Correccional Federal nº4 y nº6 a carago de Carlos Stornelli y Federico Delgado.

El alegato

El fiscal Ipohorski Lenkiewicz describió las maniobras de captación y explotación de las víctimas, cómo eran cosificadas y que se les “cargaba la droga como animales” en la vivienda de Villa Crespo. También se refirió a la logística con la que contaba la organización tanto para la adquisición de los pasajes como para continuar operando pese a perder los cargamentos cuando alguna de las mujeres era detenida, y al constante cambio de líneas telefónicas para evitar ser identificados.

También el fiscal hizo hincapié en cómo Pérez Almontes y Martínez de Lance trabajaban y comercializaban la droga una vez que las mujeres llegaban a Río Grande. Enunció los domicilios donde vivían los imputados, y los vehículos e infraestructura con la que contaban. Posteriormente tomó la palabra el fiscal general Luciani, quien sostuvo que la “trata de personas es un delito que ha constituido y constituye un tema preocupante para los Estados, pues es reconocida mundialmente como una de las graves violaciones de los derechos humanos” y que “el verdadero propósito de los tratantes no es la explotación del ser humano sino el fin de lucro, para ellos es un negocio”. El representante del MPF también celebró que, durante la instrucción, se hayan considerado la realidad de lo que ocurre en este tipo de casos, “En este juicio quedó en evidencia el poderío, la cantidad de personas que la organización podía captar, la fungibilidad y también la facilidad con la que lo hacían, a los grupos organizados no les interesa en absoluto la vida de la víctima, no les interesa el riesgo serio que corren, solo se preocupan por el beneficio económico”.

Casos similares

El fiscal general Luciani también se refirió a una investigación que tramitaba en el fuero federal de Comodoro Rivadavia, la cual se acumuló a la causa principal, donde el personal de la Gendarmería Nacional efectuó un control de un micro, en el cual se descubrió a dos mujeres que transportaban dos kilos de cocaína cada una. Las víctimas habían sido captadas por la hermana de Espinoza Linares en un hogar que asiste a mujeres en situación de vulnerabilidad, en la ciudad de Buenos Aires.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

Rio-Grande.JPG

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso