Tierra del Fuego busca implementar un polémico sistema de voto electrónico

  Para ello, envió un proyecto de ley que busca introducir lo que denomina un “sistema de voto con boleta electrónica”, es decir, un mecanismo de voto electrónico con respaldo en papel similar al utilizado en la Ciudad de Buenos Aires en 2015.   En los fundamentos del proyecto, la gobernadora Bertone hizo referencia a “la vasta experiencia de los países europeos que tempranamente han adoptado la implementación de tecnologías electrónicas al proceso electoral”. Paradójicamente, han sido países como Alemania u Holanda quienes decidieron dar marcha atrás con sistemas de voto electrónico por las vulnerabilidades que representaban para el proceso electoral.   El proyecto se plantea en similares términos al que presentó el gobierno de Mauricio Macri a nivel nacional. El mismo fue rechazado luego de que el Gobierno no ofreciera las garantías para la seguridad del proceso electoral.   Se trata del mismo tipo de sistema de votación que fuera rechazado por el informe del Conicet. El organismo científico recomendó el año pasado “no avanzar en el corto ni mediano plazo con la implementación de un sistema electrónico para la etapa de emisión de voto”. Así, el proyecto de Tierra del Fuego iría a contramano de las recomendaciones de los especialistas, que prevén la posibilidad de aplicar tecnología a los procesos electorales, exceptuando el momento de la emisión del voto.   Esta semana, Chile dio de baja la licitación para hacer un estudio de factibilidad que permita implementar un sistema de este tipo. Se trata de uno más de los países que decide volver atrás antes de implementar el sistema, en vistas a las irregularidades que pudieran llegar a producirse.   El proyecto también recibió críticas por la falta de pruebas piloto que no aparecen contempladas en el texto de la ley. El propio Conicet había mencionado que “la incorporación de tecnología en las diferentes fases debe realizarse en forma gradual y progresiva, mediante proyectos piloto y a menor escala”.   “El proyecto presentado en Tierra del Fuego no difiere de lo nacional pero tampoco tiene ninguna novedad característica, da la idea de ser improvisado y con nulas exigencias en términos de seguridad e integridad de las elecciones”, comentó la especialista Beatriz Busaniche de la Fundación Vía Libre.   En declaraciones a Política Argentina expresó que “no hay razón válida” para volver a insistir con el voto electrónico y aseguró que esto se enmarca en “la agenda del ministro del Interior Rogelio Frigerio que busca aplicar la tecnología provincia por provincia para llevarlo a nivel nacional”.   Según trascendidos, una de las empresas interesadas en la implementación del proyecto es la rionegrina ALTEC. Se trata de una empresa que presta servicios de voto electrónico. Los antecedentes, sin embargo, dejan algunas dudas. Es que ALTEC fue la responsable de realizar una prueba piloto en Las Grutas, en 2007, que fracasó al punto tal que el municipio derogó la ordenanza y volvió al voto tradicional.

Comentarios

Otras Noticias