Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Nacionales

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva no recomienda utilizar los autotest

Ayer la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó el uso del quinto test individual de autoevaluación en base a la detección del virus SARS-CoV-2 a partir de muestras nasales o de saliva, se informó este miércoles oficialmente.

Cuatro autotest fueron aprobados la semana pasada en un contexto de una gran demanda de hisopados en todo el país en una tercera ola que ayer registró 131.082 nuevos contagios por Covid-19. La cifra se posicionó como la segunda más alta desde el inicio de la pandemia para un solo día.

Pero la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva se manifestó en contra del uso de los test. (Ver abajo)

“Creo que el autotest no es una respuesta sanitaria adecuada a una situación de colapso sanitario que está existiendo con la atención primeria y los testeos”, dijo a TiempoSur Arnaldo Dubin, intensivista, investigador de la UNLP y jefe de Terapia Intensiva del Hospital Otamendi.

El profesional se refirió a los trabajadores de salud que fueron agredidos cuando realizaban testeos en el Hospital General Pacheco, Tigre, pero que suma a diversas agresiones en varios nosocomios del país que sufren empleados de la salud pública.

“En estos casos los trabajadores no han sido más que el eslabón fino del sistema donde saltó la cadena, y en realidad ellos fueron agredidos por la debilidad del sistema sanitario, ya que la gente está anímicamente desbordada por la angustia que genera esta situación y el sistema que no los apoya. Los autotest no resuelven esto”, advirtió.

Para Dubin el principal problema es la falta de trabajadores, y por eso, la solución es “contratar más trabajadores para realizar esta función”. “Esto está claro como que también el índice de positividad es del 37%, con un sistema de salud saturado y con mayor cantidad de contagios”, añadió.

Fundamentó, sobre todo, que los autotest no son adecuados, ya que al ser una prueba diagnóstica “hay que saber cómo hacerlo y saber interpretarla”.

“La toma de la muestra puede ser inadecuada y un valor negativo tampoco descarta que la persona esté infectada porque la sensibilidad es mucho menor que una PCR”, explicó.

Entonces una persona infectada sin que el auto test exponga que el resultado haya dado positivo.

“Es necesario que lo interprete un médico y que diga si es necesario hacer una PCR”, abundó.

Cuando una persona compra el autotest, debe informar al farmaceuta el resultado, quien a su vez lo debe cargar a SISA, Sistema Integrado de Información Sanitaria. Pero Dubin señaló que el farmacéutico “no es una persona entrenada para estas tareas”, así como también “se pierde el control epidemiológico de la situación”.

“Hay una serie de supuestos que no son adecuados, más allá de que están dirigidos a calmar la ansiedad de un sector de la sociedad que tiene la capacidad económica de comprarlo, porque la gran mayoría no tiene acceso a esto. Y por supuesto, está involucrado el asunto comercial, el negocio”, afirmó.

Un autotest parte de un precio de 2000 pesos.

El referente de la SATI, insistió en que debe existir una mayor inversión en salud y en personal de la sanidad, al ser este “uno de los problemas centrales de algo que ya he mencionado: la deuda que existe con los trabajadores de la salud, que sigue vigente y que cada vez es más mayor y que no se paga”.

La SATI también advirtió mediante un comunicado que hubo un aumento considerable de ingresos a Terapia, pero que al mismo tiempo una baja de intensivistas que están aislados por ser positivos por Covid-19.

“La pandemia está generado muchos problemas, por la cantidad de infectados y contactos estrechos. Esto en el AMBA se observa en los transportes públicos, o también la provisión de alimentos ya que hay desabasteciendo, y obviamente en los trabajadores de la salud que redunda en la imposibilidad de completar los equipos médicos, kinesiólogos y enfermeros”, marcó.

Dubin recalcó que se debe efectuar la consulta médica pertinente, ya que depende del paciente. “Por ejemplo, una persona con síntomas y es contacto estrecho, no hay que hacerse el test, porque es malgastar el recurso”, vertió.

LA ADVERTENCIA

Diego Rosello, secretario, y Fabián Rodríguez, director del capítulo bioquímico de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, firmaron el siguiente comunicado:

“Ante la reciente aprobación por parte del. ANMAT de los llamados "autotest de COVID 19", nos vemos en la obligación de fijar públicamente nuestra posición al respecto. La utilización de este tipo de test lleva a una pérdida del control sanitario, ya que no hay garantías respecto a la correcta utilización y posterior denuncia al Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA). Los auto test no aseguran la cadena de trazabilidad, la validación y confiabilidad del resultado.

La correcta toma de muestra requiere de un adecuado entrenamiento y experiencia para que no ocurran eventos desafortunados, tanto con el paciente como con la muestra; ya que de la calidad de la misma dependerá la calidad del resultado obtenido. El manejo del material utilizado y los residuos patogénicos que generan el uso del “autotest” no siguen con las normas de bioseguridad que son estrictamente cumplidas cuando el test es realizado en manos del personal Bioquímico idóneo. Por lo manifestado anteriormente queremos manifestar nuestra disconformidad con la aprobación de los “autotest de COVID-19”.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

DJI_0443.JPG

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso