El Gobierno evalúa evacuar las bases argentinas de la Antártida

En el marco de un país que aún no sale de la conmoción por la desaparición del submarino A.R.A. San Juan y sus 44 tripulantes, autoridades nacionales dieron a conocer otra noticia poco halagadora, al plantear que todas las bases argentinas actualmente en la Antártida podrían ser evacuadas, dado que no se estaría en condiciones de abastecer de combustible y víveres al personal.
El principal problema radica en el avión Hércules C-130 TC-69 de la Fuerza Aérea, tras un grave incidente registrado el pasado sábado 2 de diciembre. Aquel día, la aeronave regresó al continente, tras un infructuoso intento de aterrizaje en suelo antártico, más precisamente, en la Base Marambio, debido a las condiciones climáticas adversas.
Según un despacho del sitio Opi Santa Cruz, al avión "no le anduvo el sistema de reversa de las turbinas", lo cual es "indispensable para lograr el frenado total de la máquina", cuando esta aterriza. Como consecuencia de esto último, el Hércules protagonizó un episodio de emergencia en el aeropuerto santacruceño, donde, tras tocar tierra, tuvieron que asistir de urgencia unidades bomberiles, para apagar lo que se supone fue un "recalentamiento del sistema de frenado" de la máquina.
El incidente, grave e inédito hasta la fecha, ocasionó que la Dirección de Aereonavegabilidad de la Administración de Aviación Civil (ANAC) prohibiera el vuelo de cualquier Hércules en el país, lo cual deja a las bases en la Antártida prácticamente aisladas, en término de transporte de elementos esenciales para la supervivencia de sus habitantes.
Como si esto no fuera poco, numerosos inconvenientes se registraron durante las pruebas de hielo a las que fue sometido el rompehielos A.R.A. Almirante Irízar, otro de los medios con los que se disponía para abastecer a los hombres y mujeres que se encuentran en el extremo del Polo Sur. Tal como está la situación, es muy factible que el Irízar, que fuera remodelado casi en su totalidad tras el incendio de 2007, no participe de la campaña antártica, un año más.
Por todo lo anterior, entendidos en la materia aseguraron que, de no haber un nuevo reaprovisionamiento de insumos en pocos días, el personal que se encuentra en las distintas bases tendría los elementos vitales para subsistir -comida, combustible para generadores, anticongelantes- hasta el 25 de diciembre. Es decir, hasta la Navidad.
Según trascendió, las autoridades nacionales estarían evaluando distintos planes de contingencia, entre los que estarían solicitar aeronaves "prestadas" a países vecinos (Brasil, Uruguay) o, directamente, proceder a evacuar la Base Marambio, dejando un mínimo de personal en el continente blanco.

Comentarios