Malvinas: el canciller inglés evalúa homenajear a los caídos

En lo que sería una nueva muestra del acercamiento bilateral entre la Argentina y el Reino Unido, el canciller británico evalúa encabezar un homenaje a los caídos en la Guerra de Malvinas durante lo que será su breve visita a Buenos Aires la semana que viene. Boris Johnson llegará a la Argentina para participar de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G-20, que tendrá lugar en el Palacio San Martín entre el 20 y el 21 de mayo y que será uno de los encuentros más relevantes en lo que va del año bajo la presidencia argentina del grupo. El homenaje a los caídos todavía no está confirmado porque la agenda del funcionario no está cerrada, pero fuentes diplomáticas confirmaron a LA NACION que se estudia la posibilidad de realizar el evento, aunque todavía no se manejan posibles lugares ni fechas exactas. En caso de concretarse, sería la primera vez que un canciller británico brinda un homenaje de este tipo en suelo argentino. Desafiante, autor de frases polémicas y férreo defensor del Brexit, Johnson llegará al país en un contexto favorable para el vínculo, que inició un fuerte proceso de deshielo hace casi dos años, que se caracterizó no solo por gestos políticos, sino también por trabajos conjuntos de relevancia histórica, como la misión humanitaria acordada para identificar los cuerpos de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin. El homenaje llegaría poco más de un mes después del viaje de los familiares de los caídos a las islas, donde pudieron ver por primera vez las placas con los nombres de sus parientes sobre sus tumbas y que fue una suerte de broche final para trabajos humanitarios que duraron casi un año. El operativo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en las islas, que concluyó a fines del año pasado, simbolizó el acercamiento político después de años de roces, que fue materializado en la firma de una declaración conjunta que comprometía a ambos gobiernos a trabajar en conjunto para llevar a cabo la identificación, un reclamo de años. El documento también contemplaba la ampliación de los vuelos comerciales entre el continente y las islas, que avanzó pero que aún no se concretó, y la cooperación científica conjunta en la Antártida. El acuerdo bilateral más nuevo se vincula directamente con este último punto. Ayer, el Instituto Antártico Argentino y el British Antarctic Survey firmaron un memorándum que les otorga un marco legal formal a las tareas de cooperación, investigación y capacitación mutua que se realizan en la región.  

Comentarios