Denuncian el “manejo ilegal” de placas extraídas del Cementerio de Darwin

miércoles, 13 de marzo de 2019 07:28
miércoles, 13 de marzo de 2019 07:28

Familiares de ex combatientes fallecidos en la guerra de Malvinas denunciaron el “manejo ilegal” de las placas extraídas del Cementerio de Darwin luego del operativo realizado por la Cruz Roja Internacional, con el aval de los Gobiernos argentino y británico, para identificar a los soldados que todavía permanecían enterrado como NN (sin identidad).


Según reveló el Centro Ex Combatientes Isla Malvinas de La Plata (CECIM) las placas con la inscripción “Soldado argentino solo conocido por Dios”, reemplazadas por las que poseen el nombre de los 110 soldados identificados luego de pruebas de ADN, fueron entregadas a una “asociación de dudosa legalidad” que las “repartió en el continente como si fueran suvenires”.


“Hemos tomado conocimiento por diversos medios de comunicación que las placas entregadas a una organización de dudosa legalidad, denominada “Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur”, ha dispuesto de ellas, repartiéndoselas como suvenires en forma discrecional, de manera totalmente irregular e ilegal, ya que no se encuentra autorizada en la ley vigente de disponer de esos bienes”, denunció Norma Gómez, hermana de Eduardo Gómez, un ex combatiente identificado el año pasado en Darwin.
Según el CECIM, quien tiene la responsabilidad de velar por estos bienes es el propio Estado a través de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación, que “hasta la fecha no ha tomado cartas en el asunto, como tampoco la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación”.


“Se pudo constatar que esta organización no tienen ninguna validez para actuar como lo viene haciendo ante el Estado Nacional (…) En los propios registros de la IGJ (Inspección General de Justicia de la Nación) no tienen personería jurídica vigente”, agregó la organización platense.
Por su parte Blasa Reyes Lobos, hermana de José Antonio, identificado por la Cruz Roja Internacional en 2017, pidió también que le devuelvan “ese símbolo que sirvió de compañía de los restos de su hermano” y que es “mucho más que una fracción de mármol”.


“El año pasado nos reunimos con Teresa Anchorena, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, quien nos reconoció que las placas son de las familias y que, si alguien se tomó la atribución de repartirlas, deberán ser devueltas. Nada de lo expresado por la funcionaria sucedió”, dijo Reyes Lobos.
Los familiares decidieron presentar una medida cautelar ante el Juzgado Federal N 10 a cargo del juez Julián Ercolini, solicitando el cese inmediato del comportamiento que cuestionan.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias