Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Política

Mapa de las elecciones argentinas 2021 y el impacto de la realización de las PASO

Conforme la ley vigente, en nuestro país este año 2021 tendremos elecciones legislativas nacionales: Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) el 8 de agosto y generales el 24 de octubre.



También en algunos distritos electorales habrá elecciones provinciales y municipales (primarias y/o generales). Las mismas podrían ser simultáneas o separadas de las elecciones nacionales.


Siguiendo la normativa, la Cámara Nacional Electoral ha diseñado el cronograma, donde recuerda que el 10 de mayo, es la fecha límite para la convocatoria del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) a elecciones PASO.

La postergación, suspensión, o derogación, es una facultad del Congreso de la Nación y conforme al art. 77 de la Constitución Nacional requiere mayoría absoluta para su sanción (129 diputados y 37 senadores). Por ahora, no aparecen en la agenda parlamentaria, el tratamiento de éstas propuestas que vienen planteando los gobernadores, legisladores, dirigentes y electores.


A la fecha, los mandatarios que demandan la suspensión de las primarias nacionales, no la concretaron en sus distritos, a excepción de Salta, que ya las suspendió. Se presume, que de aplazarse o suspenderse las PASO a nivel federal, las Legislaturas provinciales seguirán idéntico camino y tendrían consenso para aprobarlo.

En la cuenta regresiva de la formalización de cualquiera de estos sucesos, resulta interesante analizar el cuadro de elecciones a nivel país, a los fines de evaluar el impacto que el acto electoral de las PASO produce en un contexto pandémico, no sólo en sus efectos sanitarios, sino económicos, sociales y políticos.

En estas elecciones intermedias nacionales, se renuevan la mitad de las bancas de la Cámara de Diputados de la Nación (127 diputados/as) y un tercio de las bancas del Senado de la Nación (24 senadores/ras).

De acuerdo al Informe del Instituto de la Democracia y Elecciones IDEMOE, a nivel subnacional, son 11 las provincias que no tendrán elecciones de categorías provinciales: Chubut, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Neuquén, Rio Negro, San Juan, Santa Cruz, Santa Fe -si renueva concejales municipales-, Tierra del Fuego, Tucumán.


Con relación a elecciones primarias locales, 13 provincias no han adherido a las PASO -ni afines- por lo que el sistema de selección de precandidatos está liberado a los mecanismos de democracia interna de cada agrupación política de esos distritos.

No tienen PASO provinciales: Chaco, Córdoba, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

Hay provincias que irán a las PASO para seleccionar sólo 2 diputados nacionales, es el caso de Río Negro y Tierra del Fuego; o 3 diputados nacionales en Neuquén, San Juan y Santa Cruz; 5 diputados nacionales en Entre Ríos, a las que cabría agregar las 6 que eligen sólo senadores y diputados nacionales, que son el caso de Chubut, Córdoba, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán, en ninguna de éstas, se disputan cargos provinciales.

Los distritos con más categorías en disputa son Catamarca y Corrientes, que eligen senadores y diputados nacionales, senadores y diputados provinciales, y también renuevan concejales. En el caso de Corrientes, además se elige gobernador, bajo un sistema de doble vuelta.
La provincia de Buenos Aires elige 35 diputados nacionales y renueva diputados y senadores provinciales, y también concejales.

La CABA renueva 13 diputados nacionales y legisladores porteños. Chaco 4 diputados nacionales y legisladores provinciales.

Jujuy, San Luis, Santiago del Estero, Misiones, Salta renuevan 3 diputados nacionales y legisladores provinciales. Con la particularidad que 3 de éstas ya convocaron a sus elecciones locales separadas de las nacionales. Misiones: 6 de junio, Jujuy: 27 de junio y Salta: 4 de julio. Santiago del Estero además elige gobernador.

Formosa y La Rioja eligen sólo 2 diputados nacionales y legisladores provinciales, ambas son unicamerales.

En Argentina y en países de la Región se han realizado elecciones durante la pandemia (EEUU y Brasil, Ecuador). En algunos casos se prorrogaron sus fechas iniciales, tal el caso de (Rio Cuarto y Bolivia).
México a partir de septiembre de 2020 inició el proceso electoral para renovar la Cámara de Diputados y diversos cargos en los 32 estados. Habrá una única jornada electoral, se realizará el 6 de junio de 2021. El cronograma electoral se desarrolla normalmente y no fue modificado por la pandemia.

Chile viene postergando sus elecciones y en éstos días su Congreso, a propuesta del gobierno estaría resolviendo posponer nuevamente las elecciones -previstas en dos jornadas- para el 10 y 11 de abril, y realizarlas el 15 y 16 de mayo, por el agravamiento de la pandemia, a pesar su amplia campaña de vacunación. Perú, Ecuador y Bolivia celebran elecciones el próximo domingo 11 de abril.

Reflexiones sobre la realización de elecciones en contexto de pandemia
Desde el Instituto de la Democracia y Elecciones IDEMOE observamos que las medidas sanitarias preventivas del contagio COVID se han impuesto a través de protocolos diversos, y están naturalizadas en la ciudadanía al momento de emitir su sufragio. Los peligros están en algunos momentos picos que hay que desalentar. Las elecciones pueden -y deben- celebrarse en pandemia, minimizando riesgos. La clave es cuántas jornadas electorales podemos sostener en este escenario excepcional, respetando la ecuación democracia y salud, manteniendo el equilibrio de la decisión de extremar cuidados para evitar contagios, restringir eventos públicos, exigir distanciamiento y, a la vez, realizar elecciones que es esencialmente un momento de alta movilidad social, reunión de personas y manipulación de material electoral.

Además de ponderar los costos de los comicios -que algunos subestiman en relación a los parámetros del sostenimiento del sistema democrático- para que el acto electoral sea íntegro necesita de la presencia efectiva de autoridades de mesa capacitadas, delegados de la Justicia Electoral, fiscales partidarios, personal de FFSS Y FFAA, del correo para entrega de telegramas, distribución de material electoral, transmisión de actas. A ellos, se suma un actor nuevo: el agente sanitario o facilitador, quien tiene el rol de garantizar el cumplimiento de los Protocolos de Bioseguridad ante Coronavirus en los centros de votación, los cuales tendrán que estar ventilados y en condiciones adecuadas, en invierno y en segunda ola de contagios.

Asimismo, debemos considerar, el tiempo y los recursos para campañas electorales, sean éstas en actos presenciales o digitales, que ocuparán próximamente los espacios de la agenda de gestión pública como la de los medios, lo cual genera un clima de stress político con sabor a dispendio.

La percepción ciudadana sobre las PASO
La experiencia de IDEMOE como observador de elecciones en diferentes niveles, nos indica que la ciudadanía no exige más elecciones, reclama calidad de la representación.

Mientras los mecanismos electorales, como las PASO, no garanticen igualdad en la competencia interna, alternancia, renovación y la oferta electoral siga subsumida en las decisiones de las cúpulas de los partidos y alianzas, sin participación siquiera de afiliados en las propuestas de precandidaturas, aunque vengan presentadas en paquetes bien intencionados, las primarias tal como son usadas, no conforman a la sociedad. Más aún, en las circunstancias extraordinarias e inciertas que atravesamos, sería conveniente no sobreactuar la eficacia democrática en la selección de candidaturas mediante éste mecanismo, que hasta ahora sólo parece bien aprovechado y legitimado en elecciones provinciales de Santa Fe.

Advertimos qué en 2019, sin pandemia, desde el oficialismo a cargo, hoy opositores, promovieron la derogación de las PASO, a las cuales ahora se aferran con los argumentos que tienen los que propician su valor y existencia, haciendo gala de la incoherencia y vacío argumental de ciertas élites políticas sobre la importancia -o no- de las PASO, según sus circunstancias e intereses, mientras la ciudadanía, primigenia depositaria de los derechos políticos electorales, sigue ajena a éstas decisiones.

A 10 años de su incorporación, y con muy poco uso a nivel nacional, la pregunta es ¿A quiénes benefician las PASO? O de no celebrarse ¿A quiénes perjudicarían? Una respuesta sensata, lo explicaría todo.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

El puente General Mosconi

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso