Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Provinciales

Juntaron 1.100 firmas por la prohibición de la salmonicultura

Con el acompañamiento de 1.100 firmas ingresó a la Legislatura el pedido formal para que se dé pronto tratamiento al proyecto de ley que busca prohibir toda actividad de cultivo y producción de salmónidos en “aguas jurisdiccionales lacustres y marítimas de la provincia”, pero que habilita con restricciones esa actividad en tierra.

La iniciativa presentada el pasado viernes 28 de mayo por David López Katz, del programa Sin Azul No Hay Verde de la Fundación Rewilding Argentina, sostiene que “resulta urgente la necesidad de replantear los modelos de producción intensiva a desarrollarse en nuestro territorio y la verdadera capacidad de apropiarse de sus ‘beneficios’ en contraposición con el fomento y la importancia de la producción local y arraigo que construye”, y que por ello “es imperioso sancionar la ley que propicie la conservación del canal Beagle y la identidad de la provincia construida en torno al mismo, frente a la salmonicultura y las consecuencias destructivas que representa esa industria para los valores naturales y sociales de la provincia”.

Afirma que la “salmonicultura intensiva destruye el lugar donde se instala, generando contaminación, introduciendo una especie exótica a través de los escapes, ejerciendo presión en otros peces que se utilizan para alimentar a los salmones, y afectando a otras especies como lobos marinos, aves y ballenas que mueren enmalladas”. Agrega que además de esos perjuicios, la actividad en cuestión “compite directamente contra la pesca artesanal y la actividad del turismo, ya que mientras el turismo emplea más de 7.000 personas directamente (16.500 considerando empleo indirecto), la salmonicultura generaría 75 puestos directos calificados, que difícilmente puedan ser cubiertos por profesionales y técnicos locales”.

En la presentación también se refiere al negativo impacto que la salmonicultura tiene para la salud de las personas. En ese marco se hace mención a la utilización de derivados de petróleo en la alimentación de los salmones en cautiverio “para obtener su pigmentación de manera artificial”, y a la administración indiscriminada de antibióticos para prevenir el contagio de enfermedades que genera “lo que se conoce como resistencia a los antimicrobianos”. Sobre este último tópico se precisa “a medida que se utilizan antibióticos desmedidamente, esos mismos antibióticos dejan de ser efectivos para combatir enfermedades en los humanos” y que la Organización Mundial de la Salud indicó que si se continúa con el uso indiscriminado de antibióticos “para el 2050 casi la totalidad” de los mismos “dejarán de ser efectivos para tratar enfermedades humanas”.

Esta nota de presentación fue acompañada por 1.100 firmas y otras 150 notas dirigidas a la legisladora oficialista Mónica Acosta, para que en su carácter de presidente de la Comisión de Recursos Naturales habilite el tratamiento del proyecto presentado el lunes 8 de marzo de este año por la bancada del Movimiento Popular Fueguino.

El referido proyecto de ley es similar al que esa misma bancada presentó en 2019, pero no tan estricta en cuanto a la prohibición ya que no veda la posibilidad de la cría y producción de salmónidos “en ámbitos territoriales”, como si ocurría en la propuesta original, ya que reconoce “la vigencia por el plazo otorgado por la autoridad de aplicación, sujetos a las condiciones y pautas establecidas por la misma, a los proyectos existentes de acuicultura relativos al cultivo y producción de la trucha arcoíris en escala artesanal en el territorio físico de la Provincia”, a la vez que contempla la posibilidad de que se autoricen nuevos proyectos de “cultivo y producción de la trucha arcoíris” siempre que estos cuenten con la “correspondiente evaluación de impacto ambiental estratégico y acumulativo que acredite su concordancia con los principios rectores para la preservación, conservación defensa y mejoramiento del ambiente” y estén limitados a una escala de producción “que no podrá superar el total 20 toneladas por año”.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

El Tropezon

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso