Con fuertes críticas a la UOM los trabajadores de Ambassador reclaman respuestas

miércoles, 14 de octubre de 2020 10:13
miércoles, 14 de octubre de 2020 10:13

Sandra Ragusa, trabajadora de Ambassador Fueguina, relató por Radio Universidad 93.5 la compleja situación que viven los obreros que han decidido permanecer en el interior de la empresa en defensa de sus puestos de trabajo, con la amenaza de un corte de suministro de gas esta misma semana.


“Hay un grupo de compañeros en la planta y otro grupo en la carpa. Estamos esperando que en estos días se defina si el apoderado de Ushuaia levanta la denuncia que hizo en contra de los trabajadores, y que sabemos que mandó la UOM también”, dijo.


“Nosotros pertenecemos a la UOM pero, cuando no aceptamos la propuesta que nos trajo el 31 de julio, nos soltó la mano. Estamos solos en esta lucha”, aseguró.
“Venimos de casi dos años de irregularidades, porque nos pagaban los sueldos atrasados, había poco trabajo, cobrábamos a veces un 70 o un 75% de los sueldos. Después llegamos a enero de este año sin regularizar nuestra situación. En febrero fue la última vez que hicimos una pequeña producción. La empresa se había comprometido a pagar en marzo, pero desde enero a la fecha no estamos cobrando los sueldos. Nos deben nueve meses de sueldos, aguinaldos, vacaciones, obra social, cuotas alimentarias, porque más de un año le estuvieron descontando a compañeros la cuota para sus hijos”, expuso.
La medida de fuerza la tomaron como única alternativa, porque “no cobrábamos los sueldos y estábamos sin trabajar, y la UOM no nos daba una respuesta de nada. Los dueños de la empresa desaparecieron hace cinco años y solamente nos manejábamos con un abogado que vive en Buenos Aires, que desapareció de escena hace dos años. Siempre estuvo como interlocutor la UOM, precisamente Marcelo Castronuovo, que nos daba la información y negociaba con la empresa”, dijo.


“En junio apareció la posibilidad de trabajar a fasón para Newsan, pero duró un mes nada más el fasón. Nos tenían que pagar el ATP más un porcentaje bastante considerable de los televisores que producíamos para Newsan, pero se quedaron con la plata. Nos pagaron solamente el ATP y una miseria del porcentaje de los televisores producidos. El fasón duró un solo mes, lo cortaron y dijeron que no se iba a hacer nada más en la planta. Nos proponían trabajar para Newsan pero teníamos que pedir seis meses sin goce de haberes en Ambassador, para ir a trabajar a Newsan. Pero no teníamos ninguna notificación por escrito de la empresa, ni tampoco estaba avalado por el Ministerio de Trabajo. Esto era todo un arreglo de la UOM con Newsan”, advirtió.
“En el Ministerio de Trabajo nos decían que era como hacer un abandono de trabajo y perder todos los derechos en Ambassador”, planteó la trabajadora.


“Acá siempre estuvo el gremio de por medio y nuestro interlocutor siempre fue Marcelo Castronuovo, que integra la comisión directiva de la UOM Ushuaia, junto con Tapia que es el secretario general. Cuando necesitábamos algún dato o que nos notifiquen de algo, queríamos hablar con el presidente de la empresa, que vive en Buenos Aires, pero nunca nos atendió. Hace dos años que no habla con nosotros ni nos da ningún tipo de explicación. La empresa hoy está parada, no se está produciendo nada. La dejamos lista para trabajar para BGH porque apareció esa propuesta para julio-agosto, también a fasón, pero nunca se pudo dar porque el presidente de la empresa nunca se sentó a negociar con el gobernador, como se lo prometió en una oportunidad”, manifestó.

Resistiendo
Lo cierto es que son 57 los trabajadores y 32 de ellos están en la planta. “El resto lo hizo entrar la UOM durante todo este tiempo y se los llevó a Newsan. Incluso no los dejan que se unan a nuestro reclamo, pero cuando se les termine el contrato en diciembre van a tener que volver a la empresa”, observó.


“Hace unos días el gobernador dijo públicamente que si no había una propuesta concreta de trabajo iba a tomar medidas más fuertes con respecto a la reactivación de la planta. Vimos que salió un edicto en el diario, y supuestamente la planta va a remate el 24 de octubre. Cuando leímos eso, decidimos entrar a la planta en forma pacífica para seguir resguardando nuestros puestos de trabajo. Si nosotros permitimos que la planta se remate perdemos todo”, enfatizó.


“Hemos realizado todas las actuaciones correspondientes, hicimos denuncias en el Ministerio de Trabajo, hemos judicializado la deuda, hemos ido a la banca del vecino, tuvimos dos reuniones en la Legislatura a las que fue invitado el presidente de la empresa pero nunca se presentó. Hemos hecho todo lo que estaba a nuestro alcance”, afirmó Ragusa.


“Los legisladores nos han asesorado, pero la lucha es nuestra. Ellos no nos pueden dar una respuesta ni un panorama de lo que va a suceder, porque la palabra la tiene el gobernador. Él se comprometió con nosotros en dos reuniones que tuvimos por Zoom a tomar fuertes medidas con Ambassador. Lo único que estamos esperando es que el gobernador nos dé una respuesta. El gobernador sabrá las medidas que va a tomar, nosotros no vamos a abandonar nuestros puestos de trabajo y queremos una respuesta concreta. El día que ingresamos a la planta el apoderado de Ushuaia nos hizo una denuncia, por lo que tenemos apostados patrulleros en la puerta. En menos de 24 horas tuvimos restricciones para entrar alimentos, bebidas y medicamentos. Después la Dra. Barrionuevo liberó esa restricción pero no deja entrar al resto de los compañeros. Los que están adentro hace cinco días no pueden salir, porque el que sale no puede volver a entrar”, relató.


Ahora corren contra el tiempo, porque quedarían sin calefacción: “Nos llegó una notificación de Camuzzi y el viernes de esta semana estarían cortando el gas, así que por todos lados nos están presionando. Pero aun así no vamos a desistir. Nosotros estamos resguardando nuestra fuente de trabajo y lo hemos hecho de forma pacífica. Lo que queremos es trabajar y cobrar”, sostuvo, y remarcó que se trata de trabajadores con mucha antigüedad en la firma: “El que menos tiene son 10 años de antigüedad. Después hay gente de 26, 28, 30 años de antigüedad en la planta. Nosotros fabricábamos solamente televisores, de distintas pulgadas. La última producción fue de 5 mil televisores para Newsan y para la empresa fue en febrero. No hubo más producción, nos dejaron afuera sin más explicaciones y siempre de por medio estuvo Marcelo Castronuovo. Cuando vimos que no había respuesta tuvimos que tomar la determinación el 31 de julio de quedarnos en la planta, después de una asamblea, y estuvimos 21 días”.


“Nosotros sabemos que siempre el presidente le contestó el teléfono a Castronuovo, pero él decía que no. Siempre faltó a la verdad con todos nosotros, y no puede ser que un dirigente gremial esté a favor de la empresa o haciendo el papel de empresario. Él tiene que estar del lado de los trabajadores. Cuando no aceptamos la propuesta del 31 de julio nos soltó la mano”, reiteró.
Se le preguntó cómo sobreviven las 32 familias con todos estos meses sin cobrar: “Estamos siendo ayudados a través de la legisladora Mónica Acosta por el plan RED-SOL desde enero. Estamos cobrando el ATP que viene de nación, y ahora hemos tramitado algunas otras ayudas de gobierno. Los fines de semana hacemos choripaneadas para vender y poder repartir un poco a los compañeros”.


Finalmente se le consultó qué dice el ministro Romero como titular de la cartera laboral: “El Ministro de Trabajo al principio estuvo del lado nuestro, vino dos veces a la planta, estuvo siempre dispuesto a ayudarnos, pero cuando se reunió con la UOM también nos soltó la mano. Hace poco más de un mes estuvimos hablando con él en el Ministerio, se comprometió a hablar con AFARTE, con Newsan o BGH, pero nunca más recibimos respuesta. Los dueños de la empresa son chinos y se fueron hace cinco años. En Buenos Aires había unas oficinas en Puerto Madero pero tenemos entendido que ahí no hay nadie. Sabemos que el abogado que es presidente de la empresa reside en Buenos Aires. Hace dos meses el empresario fue intimado por la legisladora Acosta para que pagara los ATP, no sé de qué manera lo hicieron. Hasta este mes lo cobramos pero ya los meses que vienen no sabemos si lo vamos a cobrar. Algunos no llegamos a los 20 mil pesos por el ATP, otros cobran 22 mil. Estamos suspendidos imaginariamente, porque nadie nos notificó, y tampoco veníamos con un sueldo al 100%, sino al 70%, y calculo que sobre eso sacan el porcentaje”, concluyó.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias