Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Interes General

Se acerca el invierno, y te brindamos recomendaciones para conducir sobre el hielo

El invierno se viene con todo y en algunos oportunidades muchas personas deben levantarse muy temprano para ir a trabajar, y se encuentran con el auto totalmente tapado de nieve. Por tal motivo hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para manejar sobre nieve y hielo:

· Circular con cadenas en las ruedas y líquido anticongelante en el radiador.

· No sobrepasar la velocidad máxima de 40 kilómetros por hora.

· Circular siempre con las luces bajas encendidas.

· No detenerse sobre la banquina, sino en paradores o estaciones de servicio habilitados.

· Debido a que la calzada se encuentra resbaladiza, no frenar de manera súbita ni realizar movimientos bruscos con el volante.

Recordá que tienen prioridad de paso, en toda la ciudad, los vehículos automotores que circulan por las calles con pendiente.

Si tu auto se queda atascado en la nieve intenta arrancar suavemente, sin accionar el acelerador y manteniendo recta la dirección.

En caso de quedarte varado en la ruta, es fundamental mantenerse en el interior del vehículo, conservar la calefacción y no permitir que a su alrededor - o encima del auto - se acumule nieve.

También debe preparar el auto y atender al estado de:

Batería: Asegurarnos de su correcto funcionamiento, ya que las temperaturas bajas podrían complicar el encendido del auto.

Líquidos anticongelantes: protege el motor ante los cambios térmicos. Verificar que estén en los niveles sugeridos por el fabricante.

Frenos: controlar el estado de los discos y pastillas. Revisar el correcto funcionamiento del limpiaparabrisas.

Neumáticos: Si tenes una mayor frecuencia de conducción en nieve se recomienda colocar neumáticos para invierno, diseñados para tener un mejor agarre. También se recomiendan los neumáticos con clavos para conducir sobre hielo.

Cadenas: una opción de fácil colocación y que hay que tener en el baúl durante el invierno. Para evitar sorpresas, aprender a usarlas previamente a conducir en la nieve.

Uno de los mayores peligros del hielo es que no es fácil de ver. La mayoría de las veces sólo lo detectamos cuando ya estamos patinando sobre él o ya tan cerca que no tenemos tiempo de reducir la velocidad. Por ello es muy importante saber identificar dónde es casi seguro que habrá hielo, para anticiparnos y circular con más precaución.

Si te encontras con alguna de las siguientes situaciones, debes circular con una velocidad más prudente, aumentar la distancia de seguridad, sujetar bien el volante y prestar atención a cualquier reacción extraña del auto:

Temperatura por debajo de 3º C: la mayoría de los autos tienen un termómetro de temperatura exterior. Si ésta es menor de 3º C, es probable que encontremos hielo. Baja la velocidad, sobre todo si no contas con neumáticos de invierno. Recordá que las ruedas de verano, a menos de 7 grados, se endurecen y pierden mucho agarre. Aunque no haya hielo, se pueden patinar.

En los puentes: la Tierra emite calor. En los puentes, la temperatura del asfalto es menor debido a que no hay suelo bajo el asfalto. Además, en ellos suele ser frecuente que haya más viento, lo cual favorece aún más la formación de hielo y la condensación, al bajar más todavía la temperatura. Cuando vayas a pasar por un puente (sobre todo si pasa sobre un río), reduce la velocidad y aumenta tu alerta.

A la entrada y salida de túneles o pasos elevados: suelen ser zonas sombrías y donde puede haber filtraciones de agua. Reduce la velocidad tanto a la entrada y salida de los túneles como cuando pases bajo un viaducto o un puente.

En zonas sombrías: en invierno el sol va muy bajo y hay muchas zonas que permanecen a la sombra la mayor parte del día. Esto hace que en ellas el asfalto esté más frío de lo normal y la humedad de la noche se condense sobre él y se congele. Mucho cuidado.

Asfalto brillante: si el asfalto parece casi un espejo, es muy probable que haya placas de hielo.

Manantiales naturales: hay algunas rutas que están hechas sobre zonas con manantiales naturales. En invierno, sobre todo después de nevadas, llegan a salir filtraciones a través de fisuras del asfalto y se forman pequeños charcos y humedades aunque no haya llovido. Especialmente si el asfalto es viejo y tiene grietas.

4 claves para conducir sobre hielo

Es importantísimo que sigas estos cuatro puntos si hay riesgo de que haya hielo:

Reduce la velocidad

Aumenta todo lo que puedas la distancia de seguridad con el resto de vehículos

Mantener las dos manos en el volante

Evita distracciones como fumar, buscar una emisora en la radio, hablar por celular, etc.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

Rio-Grande.JPG

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso