Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Regionales

Las ballenas vuelven a comer juntas en la Antártida por primera vez en décadas

El descubrimiento, publicado hoy en la revista Scientific Reports, dio un nuevo aliento a los investigadores que trabajan por la salud de los ecosistemas oceánicos. Hace casi medio siglo se prohibió la caza de rorcuales comunes después de que su número se redujera enormemente, y muchas abandonaron la Antártida.
Según recopiló ABC, los rorcuales comunes fueron cazados durante el siglo XIX y más de 700.000 ejemplares fueron capturados entre 1904, cuando comenzó la caza comercial intensiva en el Océano Austral, y 1976, cuando la cuota de captura de estas ballenas se fijó en cero. Para esa fecha, la población se había reducido a entre 3.000 y 6.000 ballenas de aleta de las 325.000 que había a principios del siglo XX. El declive provocó que prácticamente desaparecieran de las zonas de alimentación en aguas antárticas que antes frecuentaban.

Sin embargo, su vuelta fue una luz en el horizonte. "Nunca antes había visto tantas ballenas en un solo lugar. Estaba absolutamente fascinada al ver cómo se alimentaban estos grupos masivos", celebró la bióloga Bettina Meyer, coautora de la investigación.

Los grupos grandes son una gran noticia para el medio ambiente
Los autores estimaron una población de alrededor de 7.900 rorcuales comunes en esa zona. Eso significa una densidad de 0,09 individuos por kilómetro cuadrado, "alta" si se compara con poblaciones en otras áreas del mundo, como el sur de California, donde hay alrededor de 0,003 ballenas por kilómetro cuadrado.

Un regreso que beneficia al ecosistema

En los últimos veinte años, los rorcuales comunes fueron regresando poco a poco, recuperándose de la caza intensa de los siglos XIX y XX. Distintos investigadores fueron registrando avistamientos particulares, donde encontraron grupos de hasta cuatro ejemplares juntos.

Sin embargo, en dos expediciones en 2018 y 2019, la primera autora del estudio, Helena Herr, de la Universidad de Hamburgo (Alemania), un grupo de científicos y un equipo de cámaras de la BBC recorrieron 3.251 kilómetros en 22 vuelos y encontraron 100 grupos de rorcuales. Cerca de la Isla Elefante en el Mar de Weddell, frente a la Península Antártica, divisaron uno de 50 ejemplares.

Sería el primero de los ocho grupos inusualmente grandes detectados, que llegaron a ser de hasta 150 ejemplares. Ese número es fenomenal si se tiene en cuenta que, hasta entonces, el grupo máximo de rorcuales comunes certificado por los científicos en la Antártida había sido de trece ejemplares.

El descubrimiento no solo emocionó por la vuelta de las ballenas, sino también por lo que ellas significan para el medio ambiente. Es que las heces de las ballenas fertilizan plantas microscópicas conocidas como fitoplancton, que son consumidas por unos diminutos animales conocidos como krill, que a su vez sirven de sustento a delfines, focas, pingüinos y otras especies marinas.

Así, dado el papel clave de estas ballenas en el reciclaje de nutrientes, otras especies del ecosistema antártico también podrían beneficiarse de su repunte. "Cuando la población de ballenas crece, los animales reciclan más nutrientes, aumentando la productividad del océano Austral. Esto impulsa el crecimiento de las algas, que por su parte absorben el dióxido de carbono de la atmósfera mediante la fotosíntesis, reduciendo la concentración atmosférica de CO2", completó.

Las ballenas están volviendo tras décadas de exilio
"Corrí directamente a nuestro monitor, que utiliza métodos de medición acústicos para mostrar la presencia y el tamaño de los enjambres de krill en el agua. Pudimos identificar los enjambres e incluso ver cómo los cazaban las ballenas", contó Meyer.

"Aunque todavía no sepamos el número total de rorcuales comunes en la Antártida, debido a la falta de observaciones simultáneas, esto podría ser una buena señal de que, casi 50 años después de la prohibición de la caza comercial de ballenas, la población de rorcuales comunes en la Antártida se está recuperando", concluyó.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

DJI_0700.JPG

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso