Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Ushuaia

Ushuaia superó los 100 fallecidos por COVID, Río Grande 182 y Tolhuin 4

“Estamos frente a una segunda ola que tal vez sea peor que la primera” – afirmó el director del HRU, Carlos Guglielmi a la vez que advirtió ante el recrudecimiento de los contagios y los fallecimientos por coronavirus que “las terapias volvieron a llenarse y es probable que debamos volver a abrir el Polo Sanitario”. Con gran angustia el profesional imploró a los ciudadanos: “¡No se junten en ambientes cerrados! ¡Traten de aislarse en sus burbujas!”

En una entrevista radial efectuada ayer, el director del Hospital Regional Ushuaia informó con vehemencia y voz angustiada, la realidad sanitaria que está sacudiendo a Tierra del Fuego: “Lamentablemente aumentaron los casos. En apenas 20 a 30 días las terapias volvieron a llenarse, volvimos a internar a muchos adultos y tenemos los hospitales otra vez con el 80% de ocupación, es probable que la próxima semana haya que reabrir el Polo Sanitario”.
Entrevistado por los conductores del espacio “Más tarde que temprano”, de FM Master´s, el profesional indicó que “hay que saber que estamos en una situación completamente distinta a la que teníamos en septiembre, cuando empezó la primera ola. En ese momento había 1 o 2 internados en terapia intensiva con COVID y 6 o 7 pacientes en sala general. Hoy en cambio arrancamos una segunda ola con las terapias casi llenas y el 80% de ocupación en sala general. Además llegamos a esta instancia con el personal muy cansado y teniendo que enfrentar una nueva ola”.
Sobre la imperiosa necesidad de continuar cuidándose para evitar contagiarse, el Dr. Guglielmi manifestó, con cierto desánimo: “Repetimos y repetimos que es fundamental la concientización personal e individual, pero la verdad es que uno se cansa porque basta salir a la calle para ver claramente que la gente no respeta nada. Lo que me queda es ¿seguir advirtiendo a la gente? ¡Es que la gente ya sabe cómo debe actuar!. Entonces tengo que cuidar al personal de salud porque es la última fortaleza en pie, resistiendo hasta donde se pueda. No puedo ocultar que estamos preocupados porque no sabemos lo que se viene y presumimos que tal vez hasta sea peor porque partimos de la base de que tenemos mucha gente internada”.

¡No se junten!
El profesional de la salud subrayó que “la única solución sanitaria que existe para disminuir las posibilidades de contagio es que la gente no se junte. Y no estoy diciendo que no salga. Puede salir con su barbijo, no hay problema. Uno no se contagia caminando por la calle. El contagio se produce cuando la gente se reúne en un ambiente cerrado. Ese es el problema.
Por eso pido ¡por favor no se junten! ¡No se junten en grupos grandes! ¡Traten de no estar en ambientes cerrados con muchas personas! ¡Procuren aislarse en sus burbujas! Estamos en una situación bastante peligrosa y las consecuencias de todo lo ocurrido la semana pasada con las fiestas de fin de año las vamos a ver reflejadas en los próximos 10 días. Sigue falleciendo gente todos los días. Es la realidad. Los casos están aumentando en forma bastante estrepitosa y cuando vemos las dos terapias del hospital casi llenas y a la de la clínica que se va ocupando cada vez más, a uno se le llena la cabeza de preguntas y es inevitable plantearse ¿qué nos espera?. La terapia es el último recurso de salvación del paciente antes de fallecer y así y todo la mortalidad es altísima. Entonces… si ya no hubiera ni siquiera eso para brindarle al paciente, una cama en terapia, ¿qué nos queda?”.


La vacuna
Consultado sobre su punto de vista con respecto a la llegada de las primeras dosis de la vacuna Sputnik V a Tierra del Fuego y el inicio de su aplicación, el martes pasado, Guglielmi ejemplificó: “La vacuna es una gota de agua para una persona sedienta. No es que llegó la vacuna y salimos todos a festejar y nos sacamos los barbijos. No. En absoluto. Hay que seguir cuidándose mucho más porque como dije antes lo que viene puede ser peor que lo que ya vimos. Recién se empezó a vacunar al personal de salud más expuesto con la primera de las dos dosis. La segunda se debe colocar 21 días de la primera. Hay que saber que la persona adquiere una inmunidad efectiva a partir de los 15 días de colocada la segunda dosis. O sea que si sacamos la cuenta eso va a ocurrir recién dentro de 45 días de la vacunación que se está haciendo actualmente. Hoy recién se ha vacunado el 40 o 50% de la población sanitaria y aunque la vacuna sirve y nos da esperanzas lo concreto es que recién dentro de dos meses más o menos los vacunados tendrán cierta inmunidad, período en el cual puede pasar cualquier cosa. Y en cuanto a la población en general, a medida que vaya vacunándose, lo que se prevé que ocurra en febrero o marzo, recién van a tener inmunidad a los 60 días después, o sea en mayo. Todos los informes indican que para que se logre cierta inmunidad a nivel país, con un cálculo de un 60 o 70% de población vacunada, recién se lograría el objetivo a mitad de año o a fines del segundo semestre. Entonces hay que pensar que tal vez volvamos a cierta normalidad a partir del 2022. Por eso es importante que en este 2021 sigamos cuidándonos y teniendo máximo cuidado. Hay que entender que esto es algo progresivo. No es que de un día para el otro nos pinchamos y ya mañana estamos todos inmunes. No es así. Se requiere tiempo y para que se alcance un índice de gente vacunada del 60 o 70% para ver resultados, se requiere mucho más tiempo. Lo real es que la vacuna si bien es una esperanza no soluciona el problema de la semana que viene… “.


Se reabrirá el Polo Sanitario
El director del nosocomio capitalino anunció que debido a la fuerte subida del número de contagios se está previendo reabrir el Polo Sanitario: “Si los casos siguen aumentando vamos a tener que volver a reabrir el Polo Sanitario.
A mí realmente no me importa que se reabra el Polo, me preocupa muchísimo más la posibilidad que tendremos o no de brindarle asistencia a la complejidad que requieren los pacientes que necesitan ser hospitalizados. No me preocupa el número de camas porque también se pueden abrir los hoteles y tener disponibles todas las camas de la ciudad de Ushuaia. Ese no es el punto. Lo importante es la complejidad de la cama que solo se la aporta personal sanitario como médicos y enfermeros, además de la parte instrumental (- respiradores -). A mí me criticaron mucho cuando una vez dije que el Polo era un galpón con conexión de oxígeno. Si bien el Polo está muy bien hecho, lo hemos usado y nos ha servido es un lugar que tiene camas y oxígeno, nada más, pero no es un hospital. Acá no hay una cuestión política cuando digo que en el Polo no hay terapia intensiva. Para transformar algunas de las 70 camas que hay allí en camas de terapia intensiva hay que llevar equipamiento especializado y los profesionales que se necesitan están acá, en el hospital. No se le puede meter a un tipo un tubo en la garganta, como si se estuviera en una terapia intensiva y después que lo maneje ¿quién?. No No sé con cuántas camas especializadas podremos o no contar, si esto continúa así”.
Sobre la posibilidad de incorporar más personal para atender la demanda por venir, ante el agravamiento de la situación, Guglielmi sostuvo: “Nosotros continuamos convocando profesionales para contratarlos pero la verdad es que ya no hay mucho más… El personal que prestaba servicios en el Polo ahora lo está haciendo en el hospital; contratamos médicos que ya se habían jubilado, pero en la provincia no hay más de lo que hay. Y traer profesionales de Buenos Aires no es fácil tampoco porque no es que uno publica un aviso y hay una gran oferta. Traer médicos de Buenos Aires implica también cuestiones como pagarles el alquiler, etc.”.

La Clínica
Finalmente, y requerido sobre el rol de la Clínica San Jorge, lugar en donde en Ushuaia la gente concurre a tratarse patologías comunes, el entrevistado concluyó diciendo: “Durante éste último mes tratamos de mantener a la Clínica San Jorge al margen y nos hicimos cargo de los pacientes con COVID, pero si esto sigue así y explota no nos va a quedar otra que volver a recurrir a ella. Tratamos de que la Clínica pudiera continuar con una rutina de atención más o menos normal, como no podíamos hacer nosotros en el hospital pero creo que ya está con 6 camas ocupadas con pacientes con coronavirus. Si nosotros no tenemos más lugar, entonces ellos también tendrán que funcionar con COVID y trataremos de ir a la par. Hoy hasta compartimos los profesionales porque el recurso humano es limitado”.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

Chacra II

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso