Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Interes General

Luna de gusano y otros eventos astronómicos de marzo

Un fenómeno astronómico es una eventualidad en la que uno o más cuerpos celestes -objetos del espacio- presentan un comportamiento excepcional. En muchas ocasiones, producen un efecto visible desde la Tierra. Los más importantes del mes de marzo son: la Luna de Gusano, el Equinoccio de otoño y la observación de Venus en el oeste.
Durante las próximas noches, el cielo estará adornado con dos eventos extraordinarios. En primer lugar, habrá una “luna de nieve”. Durante el show la luna llena que recibe ese nombre en el folclor norteamericano. Cada año ocurren, en promedio, 12 lunas llenas. Este fenómeno ocurrirá entre el 27 de febrero y el 4 de marzo.
El segundo evento será la lluvia de las delta leónidas. Lleva ese nombre por ocurrir en el cuadrante del cielo en el que se localiza la constelación de Leo. Se trata de una lluvia de meteoros menor. Ocurre el 24 de febrero, solo se alcanza a observar un promedio de dos bólidos por hora en el cielo.
El tercer mes del año se caracteriza por el cambio de estación. Este fenómeno se producirá el sábado 20 de marzo, a las 04:27 a.m., propiciando que el día y la noche tengan una duración exactamente igual. De ese momento en adelante, los días se acortarán mientras que las noches irán alagándose hasta los resquicios de esta temporada del año, a finales del mes de junio con la llegada del invierno.
Este día será una oportunidad para apreciar en su totalidad al planeta Venus debido a que logrará su mayor alejamiento hacia el oeste -exactamente a 46.6 grados del Sol-.
El 28 de marzo a las 13:00 h se presentará la Luna rosa. De acuerdo con los astrónomos, el plenilunio produce un efecto directo sobre nuestro planeta, ya que es capaz de controlar las mareas de los ríos y océanos. Esto sucede gracias a que la gravedad lunar atrae a las aguas marítimas terrestres.
Los especialistas explicaron que la Luna concita a las aguas más próximas a ella. Cuando alcanzan su máxima altura se les denomina “pleamar”. A su vez, cuando consiguen la más mínima se les conoce como “bajamar”.
Además, se podrá ver la Luna de gusano. Es uno de los fenómenos astronómicos que hace que la Luna luzca mucho más iluminada a lo que estamos acostumbrados por estar posicionada exactamente del lado opuesto de la Tierra. El nombre es originario desde las tribus americanas, quienes creían que era una señal que la Tierra empezaría a ablandarse y las lombrices surgirían de la tierra.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

“Río Grande rumbo al Centenario”.jpg

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso