Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Interes General

Pequeños proveedores de internet ponen el grito en el cielo por la regulación de precios

Los pequeños proveedores de internet de todo el país dieron a conocer en las últimas horas la difícil situación en la que se encuentran los emprendimientos que, como producto de la regulación de precios impuesta por el Decreto 690, ven comprometida su subsistencia a futuro por el impacto de los aumentos en los costos, en su gran mayoría asociados a la evolución del dólar.

Nucleados en la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet (CAPPI), las empresas que operan en pueblos y pequeñas localidades de interior del país, se encuentran en una difícil situación económica luego de meses en los que debieron solventar con sus ahorros el subsidio a los precios que las autoridades han impuesto "sin contemplar la estructura de costos que deben afrontar las Pymes que proveen sus servicios en esas localidades", indican.

"Con una inflación que en 2020 superó el 36%, los pequeños proveedores de internet no tuvieron posibilidad de adecuar los precios de sus servicios durante todo el año pasado. Ya corriendo 2021, la inflación acumulada de los cuatro primeros meses se ubicó en el 17,6%. Con esta pesada mochila que supera ampliamente el 50%, sin criterio conocido, el Enacom ha autorizado solamente aumentos por un máximo del 22% (8% en enero, 7% en febrero y 7% en marzo) aplicables sobre valores que en la mayoría de los casos no se ajustaban desde fines de 2019", explicó Rodolfo Bianchi, vicepresidente de la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet (CAPPI)

Fermín Sodini, Gerente de Operaciones de Amecom, que provee internet en Villa Gobernador Gálvez; el sur de Rosario; Alvear; Pueblo Esther y otras localidades de Santa Fe, "en los últimos dos años nuestros precios fueron por debajo de la inflación y hoy la ecuación de nuestro negocio depende de lo que un funcionario en Buenos Aires cree que está bien que yo aumente, sin importar como me aumentaron a mí los costos, o de cuanto es la factura de mis contratos de conectividad mayorista que son en dólares y mucho menos si alcanza para absorber el impacto de los aumentos de la nafta y el gasoil en nuestro gasto de movilidad".

Altos costos

"Yo cubro barrios que están a 20 o 30 kilómetros del centro de operaciones, lugares chicos, con una torre para 12 clientes, donde somos el único proveedor que llega allí con servicios de internet. Cuando tenés un corte o un servicio técnico en zonas alejadas, quizá tenés que hacer 40 o 50 km de ida y vuelta y ocupar medio día de un técnico para levantar un cliente y ese costo laboral y de combustible no se paga con el abono mensual que tiene ese cliente. Y ni te cuento si ves como subieron los costos de mantenimiento de un vehículo y los repuestos en el último año, muy lejos del 40% de la inflación anual", aportó Jesús Gil, Director Netix, ISP de Tunuyán, provincia de Mendoza.

"Tuvo que venir una pandemia para que el Gobierno se dé cuenta que brindamos un servicio esencial, algo con lo que estamos de acuerdo, pero en los últimos 10 años a las PyMEs de esta industria nadie nos dio una mano, al contrario, nos pusieron más carga", completó el ejecutivo de Amecom.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

El Tropezon

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso