Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Provinciales

Solicitan a provincia que autorice a los niños estar sin barbijo dentro del aula

En diálogo con Aire Libre, la Dra. María Soledad Andrés, especialista en medicina interna, con una maestría en medicina de la longevidad, un posgrado en medicina biológica y toxicología ambiental, diplomada en medicina orthomolecular, comentó sobre la solicitud que le realiza al Comité de Emergencia, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación para que los niños puedan estar dentro de las aulas sin la utilización de barbijo o tapa boca.
“La nota se basa en principios que tratan sobre la no existencia de un estudio en niños que indique que el uso de tapaboca o barbijo que no ocasionaron algún riesgo a su salud, al igual que toda la evidencia científica hasta el momento no asegura que este tipo de dispositivos instalados en la población sana disminuye la transmisión viral” expresó.
Agregó y recordó que uno de los principales principios de la medicina es “no hacer daño y no hay nada que nos diga que esta medida no va afectar la salud de los chicos”. A lo largo del escrito la Dra. Andrés justifica -con bibliografía- cuales son aquellos puntos que se debe reevaluar, “el tipo de medidas tiene consecuencias en los seres humanos, por ejemplo, ocasiona una hiperventilación y genera una disminución en la presión de oxígeno en sangre y esto claramente ocasiona síntomas en los niños. Destacó que, muchos padres están presentando sus quejas por este dispositivo, ya que presentan síntomas “como dolores de cabeza, disminución en la atención y concentración, fatiga”.
Asimismo, explicó que el objetivo es difundir esta solicitud, ya que hay una gran información “unilateral donde han difundido el uso de máscaras, pero no hay una evidencia científica que justifique el uso de este dispositivo en la población”. Aseguró que hay un artículo de estudios científicos que trata sobre la eficacia de las máscaras faciales como método de prevención y “el estudio muestra que no hay una disminución real de la transmisión viral, en la población sana”, igualmente habla sobre los riesgos que generan en la salud el uso permanente de este método
Destacó una serie de estudios a fin de ejemplificar que su solicitud es realmente justificada bajo bibliografía médica. Comentó que en el caso de los médicos que están emocionalmente preparados para el uso de barbijo quirúrgico durante una cirugía, no hubo efectos como la disminución de oxígeno en sangre, a diferencia de los niños que no tienen ese hábito. Así también un escrito científico sobre las medidas de protocolo en Dinamarca, donde solo se mantenía un “distanciamiento físico, lavado de manos y aseo personal, no tenían implementado máscaras faciales, esto reveló que no aumentó la transmisión viral en dos meses en esas poblaciones”, expresó.
Sin embargo, aclaró “que los niños no tienen el mismo cuidado con este dispositivo que los adultos, tenemos que tener en cuenta que los niños en un recreo transpiran, juegan, entonces es algo complicado de llevar a cabo” y son el menor transmisor de COVID-19. Recalcó que en esta etapa los niños con hipoacusia, están totalmente aislados de este panorama, ya que están siendo limitados.
Por otro lado, aseguró que en muchos de los casos de niños con coronavirus ha sido contagiado por un adulto, si pensamos en un panorama escolar los estudiantes están en presencia de un docente, “debemos imaginar que todas las personas dentro son sanas, el docente está a 3 metros sin toser y estornudar, al hablar no los puede contagiar porque el virus no llega hablando”.
En desacuerdo de la postura de la Doctora, algunas maestras comentaron que a veces los invitan, a quien lo desee, a retirarse el tapaboca o barbijo, pero en caso de que se levante de su banco a pedirle algo a la maestra deben hacerlo usando barbijo. Cabe destacar que mucho de los niños, se olvidan de hacer esta rutina de prevención.
Finalmente, comentó que “esto va a ser una enseñanza, los chicos tienen que aprender que hace un año están sin contacto social, sumado a que van a una escuela en la que no podés jugar, reírse, gritar” y el daño que les hace desde el punto de vista psicológico con medidas que se podían flexibilizar, al igual que aprender una rutina donde las maestras digan “antes de levantarte colócate tu marcará para poder acercarte”, expresó la Dra. Andrés.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

El puente General Mosconi

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso