Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido

Click aquí para activar las notificaciones y recibir las noticias directamente en su escritorio.

Río Grande

ALAVI se suma a la campaña por Calogero

La presidente de la ONG ALAVI (Asociación en Lucha contra el Abuso y la Violencia Infanto Juvenil) de Río Grande Patricia Granados, informó que esta asociación se sumó a la causa para que el niño Calogero Aarón González, un nene de 9 años de Tolhuin quien presenta Miopatía Visceral.
“Estamos tratando desde todos los sectores que nos competen a nosotros, intentar que la colostomía de ‘Calo’ sea a la brevedad y no que tenga que esperar un mes más para ser realizada y estamos viendo opciones”, dijo Granados.

En ese sentido, agregó que “con Gabriela Medina, presidente de la Asociación Civil por una Real Inclusión de Río Grande denominada ‘Tu Puedes’ (con coordinadores en Ushuaia y Tolhuin), estamos trabajando con todos los sectores para ver si se logra esta intervención a ‘Calo’ y que deje de pasar lo que está pasando que la verdad es tristísimo”.

Según detalló la titular de ALAVI, la madre del niño, Valeria La Spada, le confió que “le negaron la presentación de la documentación para la RUPE porque estuvieron uno o dos años en San Juan y le dijeron que perdió la residencia, cuando tanto los padres como el nene son fueguinos, así que hay varios antecedentes que ponen en riesgo los derechos del niño y máxime que ‘Calo’ es un niño con discapacidad”.
Finalmente dijo que desde ambas asociaciones “estamos dando una mano para que ‘Calo’ tenga la atención correspondiente y también para que esta situación siente un precedente por la cantidad de casos similares que hay y no lo sabemos y es hora de empezar a hacerlos visibles”.
Desde estas asociaciones ya pusieron en conocimiento a la Ministro de Salud, Judit Di Giglio, a distintos funcionarios y al propio gobernador Gustavo Melella.


El caso
Calogero vive en Tolhuin donde sus padres Valeria La Spada y Pedro González recurrentemente debían hacer atenderlo por el problema gastrointestinal del nene. Sin soluciones y luego de mucho tiempo, llegó un punto tal en que ‘Calo’ vomitó materia fecal por lo que sus padres decidieron trasladarlo de urgencia al Hospital de Río Grande donde se sugirió que sea atendido en Ushuaia por el Gastroenterólogo Ariel Ponesa quien trabaja en el Hospital de la capital fueguina.
Según el relato de sus padres, una vez que el Dr. Ponesa conoció la historia clínica de Calogero, indicó que al nene debían intervenirlo en un centro de mayor complejidad por lo que lo derivó al hospital Garrahan para que sea atendido por la Dra., Roca el miércoles 13 de enero.
Ya en Buenos Aires, Calogero junto a sus padres se presentaron a las 07:00 en el Hospital Garrahan para ser atendidos por la Dra. Roca, además de hacer el vaciamiento correspondiente y el pre quirúrgico. La sorpresa fue que otra médica les comunicó que la Dra. Roca no los había citado en ningún momento pero que atenderían a Calogero el jueves 15 junto con el Dr. Di Benedetto.
La sorpresa fue que a primera hora del miércoles cuando se presentaron en el Garrahan para que se haga el vaciamiento de vientre, el pre quirúrgico y la internación. “Me presenté a las 7 de la mañana; recién al mediodía me atendió otra doctora, diciéndome que la Dra. Roca no me había citado en ningún momento y que vería a mi nene el jueves junto con otro médico”.
El jueves, nuevamente la familia se presentó a las 07:00 en el Garrahan. “En esa oportunidad sí nos recibió el Dr. Di Benedetto pero sólo nos dio una fecha para hacer una cirugía para el 25 de febrero”. La mamá se manifestó sorprendida y le consultó al Doctor que por qué no le hacía la cirugía ese mismo día a lo que el Galeno le respondió que no le dará un turno sin hacer un pre quirúrgico y los exámenes de rigor, por lo que insistió en hacerle una cirugía el 25 de febrero son contemplar que la familia había viajado desde Tierra del Fuego y con una derivación desde el Hospital de Ushuaia.
“A Calogero no lo revisaron, no lo vaciaron y no lo atendieron, sólo nos atendieron para darnos una nueva fecha para una cirugía”, se quejó Valeria.
La madre desesperada explicó que su hijo aún se encuentra con mucha materia fecal en su organismo por lo que debe ser atendido de manera urgente. Tampoco le practicaron el vaciamiento necesario y no le cambiaron la sonda que tiene.


Falta de comunicación
Valeria, la mamá de Calogero entendió que el problema comenzó en Ushuaia. “En el hospital de Ushuaia me mandaron a Buenos Aires con una supuesta derivación y resulta que acá en el Garrahan nadie sabía nada. Creo que hay una falta de comunicación muy importante”.
Valeria señaló que la derivación fue gestionada por una prestadora de nombre Marcela que me dijo que ella trabaja en “Prestaciones médicas” del Gobierno de la provincia. “Esa mujer me dijo que cuando lleguemos a Ezeiza, nos dirigiéramos a la Casa de Tierra del Fuego que era el lugar donde nos solucionarían el problema del alojamiento pero resulta que la Casa de Tierra del fuego está cerrada”.
Por otra parte contó que en ninguna de las dos veces que fuimos al hospital Garrahan nos atendieron como corresponde. A eso hay que agregarle que fuimos a buscar ayuda a la Casa de Tierra del Fuego pero nos enteramos de que se encuentra cerrada” y “no sabía dónde hospedarme”.


Obstrucción intestina
La miopatía visceral pertenece a un grupo de entidades clínicas caracterizadas por deficiencia en la motilidad intestinal y representa la causa más común de pseudo obstrucción intestinal primaria y su forma de presentación inicial puede semejar un cuadro de atresia intestinal.
Hoy, los profesionales que atendieron a Calogero, no responden los mensajes de Valeria La Spada y ahora la joven mamá no sabe dónde recurrir para que atiendan a su nene.
Toda la familia ya está de regreso en Tolhuin.

Compartinos tu opinión

Te puede interesar

Últimas noticias

Fotos

Queremos invitarte a conocer Tierra del Fuego a través de sus maravillosos paisajes.

“Río Grande rumbo al Centenario”

ver todas las fotos

Videogalería Ver más

Momentos TDF

Teclas de acceso